¿Solamente cuando corremos estamos practicando running?

29 abril, 2015 at 7:05 am
running entrenamiento

A la hora de evaluar los hábitos deportivos de las personas que adquieren, dentro de sus tareas diarias o semanales, la rutina o costumbre de salir a correr es muy conveniente plantearse la cuestión de si esta práctica puede considerarse como running en sentido estricto o no.

En realidad, la práctica del running no consiste únicamente en la utilización de un equipamiento y calzado deportivo adecuados y la búsqueda de un momento al día para realizar una carrera continua, sino que debe ir aparejada del desarrollo de otras actividades que la complementan, permitiendo un mayor progreso de nuestra condición física y, en consecuencia, de nuestra capacidad de resistencia.

En este sentido, es preciso que la planificación de nuestra rutina de entrenamiento para la práctica del running esté acompañada de otras tipologías de ejercicios como los que se detallan a continuación:

  • Ejercicios destinados al fortalecimiento de toda nuestra musculatura y de las articulaciones, prestando especial atención a los músculos que conforman nuestro tren inferior y, muy especialmente, a las articulaciones de los tobillos y las rodillas, ya que son la parte del organismo que mayor impacto recibe durante el desarrollo del entrenamiento. Así, podremos reducir, e incluso evitar, la aparición de lesiones provocadas por problemas de estabilidad y firmeza de las mismas.
  • Ejercicios asociados a la mejora de nuestra coordinación corporal, lo que redundará muy positivamente en la optimización de nuestra técnica de carrera e, indirectamente, en una reducción de la energía sobreutilizada por una pésima posición de carrera.
  • Ejercicios dirigidos a la mejora de nuestra técnica, los cuales guardan bastante relación con lo expuesto en los puntos anteriores. En la medida en que mejoremos nuestra técnica de carrera, desarrollaremos una mayor capacidad para la prevención de lesiones y permitiremos a nuestro organismo economizar energía, obteniendo un mayor rendimiento con un menor esfuerzo.

Por último, es muy conveniente que llevemos a cabo nuestro entrenamiento en superficies con diferentes niveles de desnivel y dificultad, ya que esto posibilitará una evolución paulatina de nuestra fuerza, resistencia y potencia atlética.

trail_running12

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional