Running en primavera: Consejos para correr más cómodos y sin alergias

22 marzo, 2019 at 8:37 am
correr-sin-lesiones-alergias

En la primavera el running cobra ritmo. Las mejores temperaturas, más horas de sol y un ambiente primaveral incomparable en otras estaciones, motiva a salir a correr a mucha más gente.

Pero la primavera no está exenta de inconvenientes para los corredores. El principal de todos, la alergia. Además, en algunas zonas el calor comienza a apretar con fuerza, sobre todo si estamos realizando una actividad física intensa.

Con estos consejos el running en primavera te resultará mucho más agradable y eficiente:

Running en primavera para personas con alergia

Si sufres alergias típicas de primavera, sobre todo relacionadas con el polen y elementos similares, esta época será la más delicada del año para ti.

Probablemente tomes antihistamínicos. Muchos producen somnolencia, por lo que intenta adaptar el horario del entrenamiento a momentos del día en los que notes que estás más activo/a.

Y sobre todo, intenta descansar lo suficiente durante esta época del año, para que el efecto de sueño de los antihistamínicos se note menos.

A la hora de entrenar, escoge recorridos que carezcan en la medida de lo posible de flores o en los que la polución sea alta. Reducirás las probabilidades de los efectos que producen en las personas con alergia.

Por último, te recomendamos que cuides tu hidratación. Beber agua ayuda a regular la inflamación de las mucosas, así sufrirás menos molestias.

Ropa adecuada para el running en primavera

Para todo el mundo correr en primavera supone un riesgo importante, por la cambiante meteorología de esta época del año. Puedes comenzar a entrenar running bajo un cálido sol y terminar fácilmente cuando ya ha anochecido y hace un viento helado incomprensible.

Por tanto, no saques aún tu ropa de verano para hacer running. Mejor opta por soluciones intermedias.

En la parte superior, puedes eliminar chaquetas deportivas si las llevas en invierno y escoger una camiseta sin manga larga, preferiblemente manga corta respecto a sin mangas.

Si en invierno usas pantalón largo, mantenlo en primavera, aunque es mejor si tiene propiedades transpirables óptimas. Prescinde de cualquier prenda inferior larga como mallas y similares, que antes te aportaban un extra de calor que ya no necesitarás.

En el calzado, escoge unos calcetines tobilleros finos y opta por deportivas ligeras y que mantengan lo mejor posible la transpiración.

El color también es importante. Huye del negro en la época primaveral, como también en verano. Evitarás que cuando haya demasiado calor sudes en exceso.

En cuanto al entrenamiento de running, es preferible ir acortando las distancias, precisamente por la inestabilidad climatológica propia de la primavera. Si te es posible, opta por carreras de distancia media y corta, para ir con la preparación más adecuada para ese recorrido.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional