Retrorunning, la nueva tendencia de correr

5 agosto, 2016 at 11:26 am
shutterstock_292072559

¿Te suena esto del “retrorunning”? También podrás encontrarlo como “reverso running” o, simplemente, “correr hacia atrás” o “correr de espaldas”. Si te lo presentamos así ya no tienes dudas de a que nos estamos refiriendo ¿verdad?

Puede que está modalidad saltara a la fama de la mano de una atleta californiana llamada Laura Cattivera, que sufre distonia focal, una anomalía que afecta a un grupo de músculos determinado causando espasmos y posiciones anormales en el cuerpo, así como una pérdida del control motriz. Esta atleta, decidida a no dejar su vocación por la carrera consultó a varios médicos, llegando a dar con uno de ellos que le recomendó correr de espaldas para paliar los síntomas de la enfermedad, y lo más sorprendente es que es resultado no pudo ser mejor. La distonia va asociada a la repetición de un mismo movimiento (en el caso de Laura el de correr hacia delante) por lo que al correr de forma inversa el movimiento muscular es diferente.

Sin embargo, esta modalidad no es en absoluto nueva, aunque cada vez tenga más seguidores y sea más conocida.

Es una modalidad que aparte de innovar te reportará numerosos beneficios:

  • Empezando por entrenamiento cardiovascular que supone. Ejercita más grupos musculares que la carrera tradicional y quema muchas más calorías.
  • Equilibra los músculos inferiores de la pierna.
  • Previene y reduce lesiones. Al correr de forma inversa inviertes la cinética de tu cuerpo, por lo que el impacto se reduce de forma considerable.
  • Si sufres problemas de rodilla esta modalidad te viene que ni pintada. Como te hemos comentado antes, reduce el impacto y desarrolla mejor la musculatura que envuelve la rodilla, lo que hará que se fortalezcan.
  • Tu equilibrio y tu visión periférica también sufrirán una evolución que te dejará con la boca abierta. No dependerás tanto de la vista, desarrollando así otros sentidos como el oído.
  • No podemos olvidarnos de los abdominales. En una carrera normal tu espalda tiende a cargar más la zona lumbar, sin embargo, al invertir el movimiento la zona lumbar se relaja para ejercer más presión sobre la zona abdominal. Todo esto generará una postura mucho más erguida.

También te advertimos que debes de tener cuidado si decides empezar con este tipo de carrera: cuidado con las caídas. Empieza en zonas seguras como pistas de atletismo y alterna correr y andar hasta que te habitúes.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional