Respirar, la clave para la resistencia

25 noviembre, 2016 at 11:42 am
shutterstock_498736003

Seguro que en alguna ocasión has sentido ese horrible pinchazo en el costado cuando llevas un tiempo corriendo que te obliga a parar. Ese dolor es debido a una mala respiración de la que probablemente no eres consciente y, que sin embargo, limita mucho tu capacidad a la hora de realizar cualquier actividad deportiva. De hecho, respirar bien es la clave para la resistencia y el adecuado funcionamiento de todo tu cuerpo.

Cuando haces deporte, y sobre todo cuando corres debido a la especial resistencia que necesitas, tus músculos necesitan agua y oxígeno. A más esfuerzo mayor cantidad de oxígeno demanda el organismo.

El primer día que decides salir a correr probablemente estés muy motivado, y es algo fundamental, pero que no sea incompatible con ser realista. Si esa motivación te lleva a tomar un ritmo más alto del que realmente tu respiración puede soportar ese día de entreno será un fracaso, tendrás que parar mucho antes de lo que pensabas y toda motivación se esfumará en un momento.

Así que, tómate tu tiempo, opta por una velocidad que te permita respirar sin dificultad e intenta mantenerte en ese punto, verás como consigues aguantar mucho más aunque no vayas tan rápido como te gustaría.

Ahora la cuestión es, ¿cómo debes respirar? Siempre has escuchado eso de “inspira por la nariz, espira por la boca” y, aunque es cierto que es la mejor opción, si eres de los que le cuesta un mundo respira de la forma que te sea más cómoda y natural, por la nariz o por la boca. Lo que sí es fundamental es que inspires profundamente desde el diafragma, debes notar que el estómago se hincha, si lo encoges lo estás haciendo mal. Al expulsarlo procura echar todo el aire. Si inspiras y espiras lo máximo posible no tendrás que repetir la acción muy rápido y evitarás fatigarte. Ten presente que tu capacidad pulmonar irá aumentando conforme vayas progresando en el deporte.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional