Nick Kyrgios y otros malos ejemplos en el deporte

17 mayo, 2019 at 11:22 am
nick-kyrgios-chico-malo

Nick Kyrgios volvió a dar un espectáculo de los suyos en el Masters 1000 ATP de Roma ante Casper Ruud. El partido terminó en quejas a la grada, advertencias del árbitro constantes y lanzamientos contra la pista de su propia raqueta o incluso de una silla.

Al final, Kyrgios ha sido expulsado de la competición y podría sufrir mayores consecuencias. Pero no es la primera representación del polémico tenista.

Entre sus muchos ejemplos de mal carácter y conflictivas actuaciones, Kyrgios también tuvo sus más y sus menos con Rafa Nadal hace tan solo unas semanas. A pesar de que ganó al español, su carácter en la pista y durante la celebración recibió críticas de su rival, que igualmente fueron despreciadas.

Lamentablemente, Nick Kyrgios no es una excepción en el deporte. Muchos profesionales han sido incapaces de dejar de lado su mal carácter y lo han trasladado hasta el juego, lo que les ha motivado conflictos con otros deportistas, con el público y, por descontado, con empresas responsables de sus contratos y patrocinios.

Futbolistas polémicos

En el fútbol tenemos grandes estrellas, que son también ejemplos claros de falta de control de carácter. Luis Suárez, Diego Costa, Eto’o o el mismísimo Maradona, han protagonizado numerosas situaciones polémicas en el terreno de juego y fuera de él.

En las ruedas de prensa, estos atletas del balón han demostrado que su lengua está tan afilada como su puntería en el campo.

John McEnroe, el más enfadado del tenis

El tenista estadounidense John McEnroe disfrutó en los 80 de un éxito imbatible en las pistas. Fue el mejor de su época durante mucho tiempo, pero además de sus triunfos, McEnroe siempre será conocido por su mal temperamento, incontrolable incluso durante los partidos.

Lo positivo es que él mismo ha aceptado su comportamiento e, incluso, lo ha explotado comercialmente en un sano ejercicio de auto parodia en muchas ocasiones.

Otros “chicos malos” del deporte

No son pocos los casos de deportistas temperamentales. En la NBA hay muchos ejemplos y Dennis Rodman en los 90 fue de los más llamativos.

El que fuera imparable en las canchas con los Spurs y los Bulls, también ha tenido conflictos en los partidos, en las ruedas de prensa y por descontado, en su vida personal, con varias denuncias por violencia de género.

Por descontado, no podemos olvidarnos de Mike Tyson. El campeón mundial de los pesos pesados ha llegado a asumir penas de cárcel, pero su acción más conocida fue ante Evander Holyfield.

Si bien, ambos demostraron anti-deportividad en el enfrentamiento, Tyson no pudo reprimir su enfado y terminó mordiendo la oreja a su rival, que perdió parte de ella. El combate, que fue detenido por el suceso y la escalada de violencia, terminó en una multitudinaria pelea dentro del cuadrilátero. Tyson perdió temporalmente la licencia de boxear, pagó una multa millonaria y fue condenado por todos los medios de comunicación.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional