La lluvia suspende el Maratón de Málaga

5 diciembre, 2016 at 10:34 am
shutterstock_429339511

El Maratón de Málaga fue una competición muy demandada, consiguiendo llevarla a cabo en 2010. Desde entonces, el primer domingo de diciembre, se celebra en esta ciudad una esperada maratón que este año se ha quedado solo en el sabor de boca que dejan siempre las preparaciones. El primer año contó con unos 2.000 corredores, y en este 2016, bastante más del doble de los participantes se han quedado con las ganas.

La prueba ha sido suspendida por lluvias, que han inhabilitado por completo las calles para llevarla a cabo. Muchos eran los que estaban preparados para la salida a las 9:00 de la mañana de este domingo 4 de diciembre. Pero tras reuniones entre el Ayuntamiento, la Concejalía de Deportes, la Policía Local y otras entidades, se canceló tanto el Maratón de Málaga como la I Carrera de los Boquerones por la alerta roja por lluvias en la que se encontraba la ciudad.

Con aproximadamente 3.500 corredores preparados en la línea de salida, la organización emitió el siguiente comunicado. “El Área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, organismo encargado de velar por la seguridad de los participantes y seguridad ciudadana, ha comunicado formalmente a la organización del Maratón de Málaga y de la I Carrera de los Boquerones la necesidad de cancelar la prueba”.

Esta séptima edición ha sido la primera que se ha visto obligada a ser cancelada, por lo que la organización está barajando la manera en la que pueden compensar a los inscritos, a pesar de que las normas dicen que si la carrera se ha de cancelar por fuerza mayor no se devolverá el dinero, la verdad es que aún no está claro los pasos que van a seguir.

Pero si lo que más te duele no es la posibilidad de haber perdido la inscripción sino no haber podido completar la carrera, uno de los embajadores del maratón malagueño, Martín Fiz, ha propuesto salir hoy a las 10:00 de la mañana con dorsal y todo a correr por las calles del centro de Málaga y así poder quitarte ese gusanillo de no haber podido correr ayer. Así que si te animas ponte las zapatillas y sal a correr, ¡que ya vas tarde!

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional