Katinka Hosszu y el fin de una maldición

5 agosto, 2015 at 5:30 am
Katinka Hosszu

El deporte siempre ha sido considerado, en su vertiente más romántica y emocional, como la constante lucha del ser humano por alcanzar y superar sus propios límites físicos y psicológicos en cualquier disciplina, acallando esa “vocecita interior” que te dice que lo que estás intentando es imposible.

De ahí que en cualquier deporte se hayan establecido marcas o récords que encumbran a aquella persona o equipo que lo consiguió y que, además, sirven de motivación y enfoque del esfuerzo diario del resto, como una meta hacia la que dirigirse sin descanso.

La pulverización, esta semana, del récord del mundo de los 200 metros estilos combinados femeninos, por parte de la nadadora húngara Katinka Hosszu en los Campeonatos Mundiales de Natación que se están disputando en Kazán (Rusia) entre el 24 de julio y el 9 de agosto, parando el crono en 2 minutos, 6 segundos y 12 centésimas, rebajando la anterior marca en 3 centésimas, han devuelto el honor a una prueba considerada maldita, debido a la sombra que se ha cernido sobre las distintas plusmarquistas que han marcado el mejor registro mundial desde que lo hiciera Kornelia Ender en 1973.

El inicio de esta maldición sobre los 200 metros estilos combinados coincidió con el dominio de las nadadoras de la República Democrática Alemana. Así, entre 1973 y 1981, a excepción de la norteamericana Tracy Caulkins entre 1978 y 1980, Kornelia Ender, Andrea Hubner, Ulrike Tauber, Petra Schneider y Ute Geweniger fueron rebajando el tiempo en esta distancia gracias al desarrollo de un programa gubernamental de dopaje que se haría público posteriormente.

Este hecho se repitió, por desgracia, durante la década de los noventa, esta vez a cargo de las chinas Yanyan Wu y Li Lin, cuando el gobierno chino puso en marcha programas de entrenamiento en similares condiciones a los emprendidos por la RDA.

Para colmo de males, esta prueba también se vio salpicada por la polémica de la innovación tecnológica de los bañadores entre 2008 y 2009, tras las plusmarcas conseguidas por la australiana Stephane Rice y la norteamericana Ariana Kukors, gracias a la utilización de unas prendas posteriormente prohibidas por la Federación Internacional de Natación (FINA).

Pero, como siempre, el ser humano es capaz de superar todos los obstáculos, y Katinka Hosszu ha establecido el comienzo de una nueva era en los 200 metros estilos combinados, que esperemos que por fin deje atrás estos más de 40 años en el disparadero.

Katinka Hosszu 2

, , , , , , , ,

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional