Kathrine Switzer, misma carrera 50 años después

21 abril, 2017 at 5:15 pm
170417150312-03-kathrine-switzer-0417-full-169

En 1967, a los 20 años de edad, la atleta nacida en Alemania y nacionalizada estadounidense, Kathrine Switzer, se convirtió en la primera mujer en terminar el  “Maratón de Boston”.

Pero esa no fue su única hazaña, hace 50 años, en dicha maratón, solo podían participar hombres. Para conseguir su participación tuvo que ir con vestimenta diferente para pasar desapercibida y se registró bajo el nombre K.V. Switzer, por lo que su género pasó desapercibido para las oficiales de carrera en la línea de salida.

Sin embargo, a los pocos kilómetros de comenzar, Jock Semple, que ejercía de codirector de la carrera, detectando que Kathrine era, efectivamente, una mujer, intentó detenerla, salió detrás de ella y le gritó: “¡Sal de mi carrera y devuélveme el dorsal!“. Por suerte, Tom Miller y Arnie Briggs, su pareja sentimental en ese entonces y su entrenador, respectivamente, la auxiliaron para que pudiera finalizar el evento.

Gracias a esto se convirtió en un icono en favor de los derechos de la mujer y de la ansiada igualdad real. Ese año, otra mujer trató de participar en esta prueba saltando desde un arbusto, pero Switzer fue la única registrada oficialmente.

Pero no quedo ahí su trayectoria, ha completado 40 maratones en toda su vida, logró que la participación de las mujeres  fuera aceptada oficialmente en 1972,  allanó el camino para que pudieran disputar estas pruebas en los Juegos Olímpicos, algo que se consiguió en 1984. Además, ganó las competiciones de Nueva York del 74 y  el de Boston 75, y gracias a la marca de esta última, se colocó como la sexta mujer más rápida del planeta.

A sus 70 años ha vuelto a estar presente en Boston, llevando el mismo dorsal que en el 67, con el número  261 y completando los 42 km con la posición 121. En esta ocasión ha querido luchar contra la discriminación por edad: “No creo que haya límites por ser mayor, y yo creo que esta es la siguiente meta”, ha comentado la participante.

Su próximo objetivo, la maratón de Nueva York. Un ejemplo de lucha y de ansias de superación.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional