Finales históricas de Roland Garros

10 junio, 2018 at 10:30 am
finales-roland-garros

Este domingo se juega una nueva final de Roland Garros, el Grand Slam de tierra batida que tan buenos momentos nos lleva ofreciendo desde su inicio en la era Open en 1925. Repasamos algunas de las mejores finales que se han disputado en sus ya clásicas pistas.

Las finales de Roland Garros entre españoles

Los momentos más emocionantes para los aficionados españoles han sido aquellos en los que la Copa de Mosqueteros era disputada entre jugadores del mismo país. A lo largo de la historia se han celebrado importantes finales entre tenistas españoles.

La primera de ellas tuvo lugar en 1994 entre Sergi Bruguera, que había ganado el año anterior y Alberto Berasategui. El barcelonés revalidó su título.

Poco después, en 1998, Carlos Moyà y Àlex Corretja volvían a traernos una final entre españoles. Esta vez el mallorquín se impuso en una final escueta y rápida.

En el siglo XXI la primera final entre españoles en Roland Garros se disputó en 2002, entre Albert Costa y Juan Carlos Ferrero, con victoria del primero, que solo cedió un set ante su compatriota.

La última final entre españoles ya la protagonizó Rafa Nadal. Fue en 2013 contra David Ferrer y no ofreció precisamente un espectáculo de gran duración. En solo 3 sets y con amplia ventaja en todos ellos, el de Manacor se impuso en su cuarta final consecutiva.

Las mejores finales de Roland Garros

Entre las mejores finales de toda la historia de Roland Garros también está Rafa Nadal. Su encuentro ante Roger Federer, un rival clásico, que en 2011 alcanzó todo un clímax.

Después de haberse enfrentado en años anteriores, esta final era en teoría la más igualada de todas. En la práctica estuvo a la altura de las expectativas. Un larguísimo partido que además fue realmente ajustado, con sets finales decididos en 7-5, 7-6 (7-3), 5-7 y 6-1.

Otra final de infarto la disputaron dos tenistas estadounidenses, el legendario Andre Agassi y Jim Courier. Se disputó en 1991 y duró 5 sets, con intercambio constante de la ventaja. Aunque al final Courier fue capaz de recuperar terreno y ganar el que sería su primer Roland Garros.

Pero para finales clásicas tenemos que remontarnos a los 80, cómo no con John McEnroe, que se enfrentó  contra Ivan Lendl. Este mítico encuentro parecía totalmente de cara para el estadounidense, con dos sets iniciales fácilmente ganados 6-3 y 6-2.

Sin embargo, el tercero fue recuperado por el checo 6-4. Lo que solo parecía una piedra en el camino para McEnroe terminó con un ajustadísimo cuarto set también a favor de Lendl en 7-5.

Solo quedaba el set definitivo y ninguno cedía ni un solo milímetro, hasta que finalmente se impuso Lendl en su espectacular remontada por 7-5.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional