Factores que favorecen el adelgazamiento

7 octubre, 2016 at 10:25 am
shutterstock_374635276

El post de hoy va dirigido especialmente a mujeres, ya que a cierta edad nuestro metabolismo es completamente diferente y hay causas que no puedes equipararse a hombres y mujeres por igual.

Puede que tu seas una de las que a pesar de machacarse en el gimnasio a diario no consigues los resultados deseados, que estés obsesionada con a báscula pero no bajes de peso. Tienes que tener en cuenta que a la hora de buscar el cuerpo deseado la clave está en la combinación entre alimentación y deporte, pero no todos los cuerpos son iguales y cada uno necesita una pizca de toque personal.

Hay varios factores que pueden estar haciendo que no adelgaces.

  • Aunque tu dieta y tu entrenamiento estén súper ajustados y no te saltes ni una vez tu rutina y creas que es lo correcto, puede que esté ahí concretamente el problema. Tu cuerpo se acostumbra a esa rutina, a trabajar de esa manera, por lo que no “quema”. Seguramente cuando empezaste en esta línea te dio muy buenos resultados, pero al cabo del tiempo te estancaste: tu cuerpo se ha acostumbrado. La solución es sencilla, cambia los hábitos de forma regular para que tu metabolismo no se acostumbre y pueda seguir trabajando con la misma intensidad, pero tienes que tener presente que te hablamos de cambios, no de comer menos o de darte aún más caña.
  • Cuánto comes es un punto muy importante. La clave está en comer bien, igual de malo es comer mucho que comer poco. Obviamente el problema de comer mucho sabes cual es, pero comer poco tampoco te beneficia en absoluto. Tu cuerpo es un mecanismo genial acumulando grasas de reserva, por lo que normalmente cuando comes poco el hambre suele hacer que generemos esas reservas, es decir, que acumules grasas. Si a esto le sumas que no has ingerido los nutrientes necesarios para conseguir suficiente energía, los entrenamientos no te cundirán. Para llevar una correcta dieta debes adaptarla a tu vida, hacerla variada y natural para que se ajuste a tu ritmo diario. A esto debes sumarle la importancia de las proteínas, debes incluirlas en todas tus comidas, puesto que son de gran ayuda para perder peso.
  • Debes llevar una vida equilibrada en todos los sentidos. Si haces deporte y comes bien, pero tienes un estado de estrés contínuo, no duermes bien y te exiges demasiado tu cuerpo tampoco va a responderte.

Aquí tienes unos ejemplos de por qué aunque creas que lo estás haciendo todo bien no adelgazas. Si te identificas con alguno de los casos, ya sabes lo que tienes que hacer.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional