Este verano, ¡corre por la playa!

11 julio, 2016 at 9:24 am
shutterstock_335613482

Si tienes la suerte de vivir en la costa, o mejor aún, de tener unas larguísimas vacaciones en la playa pero no quieres dejar tu entrenamiento, y además te gustaría correr por ella, hay algunas claves que debes conocer, puesto que no es igual que correr por asfalto.

Correr por la playa tiene muchos beneficios:

  • El impacto articular es mucho menor que cuando corres por asfalto.
  • Habrás notado que correr por la playa cuesta más trabajo, pero eso tiene un lado muy bueno, puesto que corriendo la misma distancia que la que realizas habitualmente tu gasto calórico es mucho mayor porque requiere una mayor implicación muscular.
  • Corriendo por la playa no solo estarás entrenando tus músculos y tu resistencia, sino también tu equilibrio y tu estabilidad, debido a que la irregularidad del terreno te obliga a ello.
  • A todo esto, tienes que sumar los beneficios del mar, el aire de costa y el sol, aunque con este tengas que tener un poco de cuidado.

Ahora bien, obtienes estos beneficios al cambiar tu superficie de carrera, pero también conlleva que cambies tu forma de correr.

shutterstock_270391724

Adaptarte a un terreno nuevo tiene un proceso, no te vuelvas loco y plantéate unas metas.  

  • Comienza con sesiones más cortas que las que realizas normalmente y controla el ritmo. Como te hemos dicho correr por la playa es más duro, por lo que si te esfuerzas sobremanera puedes provocar una lesión en el talón de Aquiles o en el tobillo.
  • Aprovecha la bajamar y ve por la arena mojada, es un terreno bastante más uniforme.
  • ¡No te quemes¡ Aunque es tentador eso de poder ir corriendo y bañándote no elijas horas de gran exposición y por supuesto usa protección solar.
  • Usa zapatillas cerradas para evitar que te entre arena y unos buenos calcetines, porque seamos realistas, si corres por la arena algún granito te entrará. Para rematar puedes usar una fina capa de lubricante para evitar las ampollas. Cuando termines de correr puedes meter los pies en el mar y secarlos muy bien, te quedarás nuevo.

Recuerda, el verano y el deporte puede ser una combinación perfecta si te lo planificas bien.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional