¿Son los eSports un deporte?

16 septiembre, 2018 at 10:43 am
Son los eSports un deporte

Los eSports son, por definición, deportes electrónicos. Así lo defiende la Real Academia Española de la Lengua y lo consideran tanto sus propios protagonistas, como los cientos de millones de aficionados en todo el mundo.

La polémica surge al tratarse de una actividad físicamente menos exigente que la mayoría de los deportes y que se practica en un entorno completamente digital. Por tanto, ¿son o no los eSports un deporte?

¿Qué es realmente un deporte?

Muchos expertos coinciden en que esta polémica deriva en realidad de la confusión terminológica del concepto de deporte. Pese a que se indica en muchas definiciones, el deporte no es exclusivamente una actividad física.

En realidad, es considerado deporte una actividad que cuenta con una reglamentación y un componente claramente competitivo. Puede o no tener ciertos condicionantes físicos, pero sí que tiene que diferenciarse de lo que es un juego, por distintas propiedades.

Por tanto, no es necesario que el ejercicio físico esté presente de forma notable en el desarrollo de una actividad, para ser considerada un deporte. Por ese motivo es un deporte el póker, es un deporte el ajedrez y, por descontado, son un deporte los eSports.

¿Qué elementos deportivos tienen los eSports?

Para ser considerados un deporte, los eSports deben contar con propiedades o elementos deportivos, que lo diferencien de un juego. En la actualidad es bastante patente que lo han conseguido.

Los deportes electrónicos consisten en la competición de jugadores o equipos, en diferentes modalidades para distintos juegos, desde los que simulan deportes conocidos como el fútbol, el baloncesto o el motor, hasta de pura fantasía como League of Legends.

Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, con Internet a la cabeza y el streaming como plataforma de impulso, los eSports han conseguido la expansión mundial que buscaban.

Cuentan actualmente con una normativa oficial para las distintas competiciones y modalidades deportivas. Los clubs están completamente organizados y cuentan con inversores y patrocinadores, que invierten millones de euros en la participación de ciertos torneos, donde además los premios son aún más atractivos económicamente.

También cuenta con afición. Se estima que 300 millones de personas son espectadores asiduos a estos deportes. De hecho, un dato clave fue la final Mundial de League of Legends de 2017, que superó en asistencia a la misma final de ese año de NBA.

Además, los jugadores de eSports son considerados atletas. De hecho, tienen que entrenar y están sometidos a la misma presión que profesionales de otras disciplinas deportivas. Algunos estudios incluso equiparan el estrés que sufren durante una partida con el que tienen los profesionales del motor. Incluso cada vez más está presente la figura del psicólogo deportivo entre los clubes profesionales.

Todos estos elementos consiguen en conjunto presentar los eSports como un deporte que cuenta cada vez con más profesionales participantes y, sobre todo, más aficionados en todo el mundo.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional