El Síndrome de Uso Excesivo en el running

14 octubre, 2016 at 9:46 am
shutterstock_393880156

Seguro que has escuchado en innumerables ocasiones eso de “nada es bueno en exceso”, y el running (como la mayoría de los deportes) no se salva de esta afirmación.

Cuando como runner no eres capaz de controlar la cantidad de deporte que hacer, recorres una cantidad desorbitada de kilómetros y además no lo haces de forma correcta, puedes padecer el Síndrome de Uso Excesivo, Trastorno Traumático Acumulativo o una Lesión por Desgarro Repetido. Tres definiciones que pueden explicar qué le pasa a tu cuerpo cuando no controlas.

Se da cuando llevas a una parte de tu cuerpo a una sobrecarga continua. Puede darse en músculos y tendones, originando tanto dolor como inflamación. Puede que no sea algo que te parezca importante ya que “es normal que al hacer ejercicio te duela algo” pero aunque creas que eso es cierto no es así. La realidad es que los síntomas de este síndrome o trastorno son increíblemente sutiles, algo bastante peligroso porque puede que no le prestes la atención necesaria y precisamente por ello acabes con un lesión, tanto articular, como del tejido óseo o del tejido blando. Si una tendinitis no te parece grave (que puede llegar a serlo) debes contemplar también que puede acabar con una fractur. Y créenos, es mucho más fácil evitar una lesión que conseguir curarla a la perfección.

Los síntomas para saber si has llegado a este extremo son una fase inflamatoria más larga de lo normal, dolor, congestión muscular o pérdida de amplitud de movimientos entre otros.

Solo hay un tratamiento posible, el descanso o en algunos casos el reposo absoluto. Además, si crees que puedes padecerlo acude a un médico o fisioterapeuta, siempre es mejor prevenir que tener una lesión mal curada que puede llegar a convertirse en algo crónico y hacer que tu descanso deje de ser temporal.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional