El deporte como herramienta terapéutica en el cáncer de mama

18 octubre, 2019 at 5:09 pm

El sábado 19 de octubre se celebró el Día del Cáncer de Mama. Representa este día señalado, una oportunidad más para hacer conciencia y apoyo, hacia todas aquellas mujeres que sufren esta enfermedad.

El objetivo es que se motive la prevención lo máximo posible, mediante una vida saludable y revisiones continuas, al mismo tiempo que se buscan nuevos métodos con los que intentar curar a todas las que padecen este cáncer.

El deporte también se presenta como un aliado en esta lucha, gracias a los importantes beneficios que ofrece de manera terapéutica a todas las pacientes.

Estudio sobre el beneficio del deporte contra el cáncer de mama

Desde finales de 2018, un estudio elaborado por el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe), la Fundación IVO (Instituto Valenciano de Oncología), la Asociación de Gestores Deportivos Profesionales de la Comunidad Valenciana (GEPACV) y también la Fundación Trinidad Alfonso, intenta demostrar la relación directa entre deporte y ayuda terapéutica contra el cáncer de mama.

Este estudio se desarrolla mediante la colaboración de 60 participantes, que han dividido en dos grupos de 30. Todas ellas son pacientes del Hospital La Fe y también de la Fundación IVO.

Uno de estos grupos ha realizado durante 8 semanas seguidas 16 sesiones de diferentes ejercicios, que pudieron incluir durante su rutina diaria. Siempre teniendo en cuenta también las condiciones personales que presentaba individualmente cada paciente.

El otro grupo no ha hecho estos ejercicios. El objetivo era poder realizar una comparación directa entre quienes incorporan el deporte a su vida diaria y cómo les ayuda a combatir el cáncer de mama, respecto a quienes no toman esta opción.

Beneficios terapéuticos que ofrece el deporte para la salud

No es nueva la vinculación entre deporte y salud. En el caso del cáncer de mama, se ha confirmado beneficios potenciales en las pacientes que han incorporado el deporte a su vida.

Entre otros beneficios, destaca el fortalecimiento que han conseguido de su sistema inmunitario. Del mismo modo, también han reforzado su corazón.

Conforme el ejercicio es más continuo, la sensación que tenían de fatiga ha ido disminuyendo progresivamente. Como complemento, también va reduciéndose la grasa sobrante, con lo que además han obtenido un peso más saludable.

Esto nos ofrece dos conclusiones complementarias. Por un lado, que el deporte mejora la calidad de vida de las pacientes. Por otro lado, que también les ayuda a incrementar su supervivencia frente al cáncer de mama.

Así el deporte se presenta como un importante aliado para combatir esta y cualquier otra enfermedad, además también de conseguir mejorar considerablemente distintos aspectos de nuestra vida diaria.

Los comenarios están deshabilitados