Efectos del running en el suelo pélvico

27 julio, 2016 at 10:49 am
shutterstock_425454397

Si pensabas que solo el Pilates influía en el suelo pélvico estás muy equivocado.

Todos estamos de acuerdo en lo beneficioso del deporte, en especial del deporte aeróbico como es el running para nuestra salud cardiovascular, metabólica y pulmonar. Pero, sobre todo si eres mujer, ¿te has planteado como puede afectar correr al suelo pélvico?

Al correr no sólo sufren tus rodillas, tus tobillos o tus caderas, sufre también tu suelo pélvico, que es donde se apoyan todas las vísceras de tu cavidad abdominal y lo que recibe toda la presión que provoca el impacto de nuestro cuerpo contra el suelo al correr.

El suelo pélvico tiene gran importancia en las mujeres, sobre todo si han tenido hijos.

Está demostrado que las mujeres que mantienen una rutina deportiva tienen el suelo pélvico más tonificado que las mujeres que no realizan ningún tipo de actividad física. Sin embargo, también es cierto que la incontinencia urinaria en jóvenes es más elevada en aquellas que realizan deportes de alto impacto que en las que no. Aunque tu suelo pélvico esté tonificado puedes tener problemas de este tipo, puesto que hay más factores implicados, como falta de fuerza, de tono muscular… A pesar de tener el suelo pélvico más tonificado también existe una mayor movilidad de la vejiga y la uretra, lo que en extremo podría ser un factor de riesgo para la incontinencia y los prolapsos.

Pero el grado de impacto viene determinado por distintas circunstancias.

  • El peso de nuestro cuerpo, si tienes sobrepeso el impacto será mucho mayor.
  • La distancia, no es lo mismo una tirada larga que correr durante 10 minutos.
  • Velocidad y amplitud de zancada, cuanto mayores son más tensión y presión recibe tu suelo pélvico.
  • La situación de tu suelo pélvico, evidentemente, cuanto más fuertes estén tus músculos, más resistirán.
  • La superficie donde corremos, las superficies más duras provocan mayor impacto.
  • El tiempo de recuperación.

Pero no te preocupes que estamos aquí para ofrecerte soluciones, no para meterte miedo.

Disminuye los factores de riesgo que te hemos comentado antes: reduce velocidad, zancada, aumenta los descansos… Evita las cuestas abajo, cuanto más plano sea el terreno mejor. Como siempre te decimos, ten muy presente las zapatillas que usas para poder reducir el impacto. Alterna el running con deportes de bajo impacto. Introduce en tu rutina ejercicios de suelo pélvico y de “core”.

Así que te animamos a que sigas corriendo pero siempre teniendo en cuenta todos los factores y prestándoles atención.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional