¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en la práctica del running?

6 mayo, 2015 at 10:30 am
lesiones running

En distintos posts publicados en este blog, desde Liverpool Deportes hemos centrado nuestra atención en la exposición de todos aquellos aspectos que hacen del running una práctica deportiva enormemente beneficiosa para la mejora de nuestra condición física y tonificación muscular, ofreciendo además multitud de consejos para mejorar la técnica de carrera y evitar lesiones.

Pero, llegados a este punto, consideramos muy conveniente plantearnos cuales son las lesiones más habituales a las que se puede enfrentar una persona que practique running de forma frecuente.

Tal y como expresa Gilberto Franco, coordinador de Sport Medical Center, en el blog enforma.salud180.com, vamos a realizar a continuación un repaso de cada una de ellas:

  • Contracturas; se manifiestan cuando el músculo experimenta una sobrecarga, se encuentra débil o se mantiene en la misma posición durante un periodo de tiempo prolongado, provocando molestias en la realización de determinados movimientos.
    Para reducir su efecto se recomienda aplicar calor en la zona dañada, descansar de la actividad física durante unos días, masaje deportivo y, en caso de que sea necesario, la administración de antiinflamatorios.
  • Distensiones; se produce por un estiramiento excesivo del músculo, sin que se produzca rotura. En estos casos, la zona afectada experimenta una inflamación y produce bastante dolor. Lo más recomendable en estos casos es el cumplimiento estricto de reposo y la visita a un profesional médico si se considera conveniente.
  • Desgarros musculares; viene determinado por la rotura parcial o completa de las fibras musculares, llegando a producir hematomas como consecuencia de un derrame interno. En casos leves es recomendable el reposo, acompañado de la aplicación de frío en la zona dañada y el desarrollo de ejercicios de estiramiento. Si reviste una mayor gravedad se deberán realizar ejercicios isométricos para tensar el músculo y, en caso extremo de pérdida de la función muscular será necesaria una terapia de electroestimulación.

En definitiva, cuando llevamos a cabo cualquier práctica deportiva debemos ser conscientes de que la práctica totalidad de las lesiones que se puedan producir en nuestro organismo, salvo aquellas que sean fruto de un accidente fortuito, vendrán motivadas por la realización de un sobreesfuerzo excesivo, el desarrollo de una mala técnica deportiva o la ausencia de un adecuado calentamiento previo.

Por ello, se puede afirmar que, aunque es imposible prevenir totalmente la aparición de lesiones, si se puede reducir su riesgo drásticamente.

stk63074cor

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional