Conviértete en “runner sanguijuela” y mejora tus tiempos

4 diciembre, 2017 at 12:32 pm
Runner man

¿Sabes a qué nos referimos cuando hablamos del runner sanguijuela? No es ninguna broma, existen, y de hecho podíamos aprender de ellos para las grandes competiciones.

Imagina poder reducir tu tiempo en la próxima carrera popular o en tu próxima media maratón, ir mejorando tus marcas a lo largo del tiempo. Al fin y al cabo, como buen runner seguro que aspiras a mejorar todo lo posible  ¿sabes qué?, existen algunos pequeños trucos para conseguirlo sin tener que sobre entrenarte.

Usa un escudo contra el viento. Puede que no sea muy técnico, pero aprovecharte del corredor que tienes delante puede ser beneficioso para tu marca. Si te sitúas tras él a una distancia determinada podrás conseguir minimizar el efecto del viento y bajar la resistencia del aire, sobre todo en días donde sopla con fuerza. ¿Con que objetivo? Si durante parte del recorrido consumes menos energía al evitar la resistencia estarás menos cansado y podrás hacer un mayor esfuerzo final.

Puede que la palabra drafting te suene más del mundo del ciclismo, pero hay estudios que demuestran que también puede aplicarse al running, aunque esto depende de varios factores. En el estudio se analizó la resistencia que ejerce el aire sobre una persona al correr, y lo cierto es que los resultados son claros en días con viento en contra de una intensidad bastante fuerte y cuando se va a un ritmo alto. La distancia óptima para que este efecto escudo sirva de algo es de entre 40 y 80 centímetros tras el corredor que lleves delante, mientras que la máxima para que se de el efecto dafting sería de un metro.

Un “runner sanguijuela” puede ahorrar hasta un 80% de energía en comparación al corredor que lleva delante, ya que no tiene que ejercer tanta resistencia.

Desde el punto de vista competitivo no sabemos si te parecerá correcto o no pero lo cierto es que los resultados son bastante llamativos e interesantes.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional