Consejos para no perder el ritmo este verano

16 agosto, 2019 at 10:53 am
consejos-running-verano.jpg

En verano no hay excusas. El ritmo de tu entrenamiento running debe seguir su curso, aunque adaptado a las nuevas condiciones, sobre todo climatológicas.

Para que no pierdas ritmo este verano, te ofrecemos unos consejos con los que no solo podrás mantenerte en forma, sino que incluso puedes mejorar tus marcas.

El running cambia en verano

Lo primero que debes asumir es que el running en verano es completamente distinto al resto del año. Tienes que cambiar tu estrategia, adaptarte a nuevas reglas y afrontar que el entrenamiento va a ser más duro que nunca. ¡Pero no imposible!

Modifica tu horario de entrenamiento

Si puedes aprovechar la libertad horaria de las vacaciones o trabajas con jornada intensiva, modifica el horario de entrenamiento. Las horas corrientes son desaconsejables por la exposición solar y las altas temperaturas.

Lo ideal para practicar running en verano es optar entre un entrenamiento muy temprano para empezar al día con máxima energía o una carrera tardía, perfecta para poner punto final a la jornada.

La hidratación es aún más imprescindible

Nunca debes descuidar la hidratación en tu entrenamiento, pero en verano te costará más seguir el ritmo sino la incrementas un poco.

Si te cuesta alcanzar niveles óptimos, escoge agua con electrolitos, que además de mantener tu hidratación también evitan la pérdida excesiva de vitaminas y minerales durante la sudoración.

Usa ropa de running para verano

En verano guardamos la ropa técnica de manga larga y la sustituimos por el bañador. Es un grave error.

La ropa de running debe ser la adecuada tanto en verano como en invierno. En la época más calurosa del año escoge prendas de alta transpiración y tonalidades claras, que además sean lo más ligeras posibles.

El ritmo del entrenamiento desciende en verano

En condiciones adversas, no puedes mantener el mismo ritmo de carrera. Debes adaptarte, igual que lo haces a una nueva superficie de entrenamiento.

De forma general, tienes que bajar la intensidad en todo el recorrido. Prueba con nuevos trayectos más cortos que, probablemente, tardes ahora más en hacerlos a menor velocidad.

Al principio te va a costar más el arranque. Dedica más tiempo al calentamiento y aplica una curva de aceleración más progresiva. Del mismo modo, comienza antes a reducir el ritmo, va a costarte más recuperar un nivel de respiración óptimo, no fuerces sin motivo.

Rutas alternativas para entrenar en verano

El ritmo de entrenamiento puede mantenerse en verano, pero probablemente no los mismos recorridos.

Busca rutas alternativas, que disfruten de la sombra de los árboles, que por ubicación sean más frescas o donde sepas que hay mejores condiciones para poder darlo todo a cada zancada. Lo importante es que el running no cese, tampoco en verano.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional