Cómo recuperarse de una maratón

25 abril, 2016 at 4:19 pm
shutterstock_271337105

Ya sabemos que te has estado preparando mucho para la última maratón, algo muy normal si tenemos en cuenta que has tenido que correr 4.2195m, ¿pero tienes también en cuenta lo importante que es recuperarse?

Dicen que lo recomendable, siempre que tengas intención de luchar por una buena marca, es no correr más de dos maratones al año. El motivo es que aunque nos pueda parecer un ejercicio magnífico, una maratón es una desafío para todos los sistemas fisiológicos, puesto que estamos llevando nuestro cuerpo al límite.

Quizás te sea impensable descansar después de haber terminado una maratón, tanto si has hecho una buena carrera, ya que estarás mucho mas motivado a seguir, como si no has tenido mucha suerte y se te plantea un desafío a conseguir. Pero lo cierto es que puede ser igual o más importante la recuperación que la preparación, pero, no confundas recuperación con olvidar todo lo que has estado haciendo hasta ahora.

Lo ideal es que, en cuanto a ejercicio físico, pases una semana completa sin hacer nada. Si eres incapaz de estarte quieto prueba con andar o nadar suave, te mantendrás activo pero no estarás dañando tu cuerpo. Las siguientes dos o tres semanas ya puedes empezar a entrenar pero siempre con una entrenamiento muy suave. Puede que correr un par de kilómetros después de haber superado una maratón no te parezca gran cosa, pero créenos, el cuerpo te lo va a agradecer y mucho.

El cuerpo tiene mucha memoria. No vas a perder tu fondo físico por un pequeño descanso, incluso verás que tu cuerpo responde mucho más rápido que cuándo empezaste a entrenar.

Por otra parte, ten cuenta la alimentación. Después de una maratón sueles perder unos 4kg, que es en su mayor parte es pérdida de agua, sales minerales y vitaminas. Hablamos de un valor promedio, cuanta menos grasa tienes más alto es el porcentaje de agua que contienen tus músculos y probablemente pierdas más. Para comprobarlo sólo pesa antes y después del maratón. Tu organismo necesita recuperar esa hidratación perdida, por lo que debes beber mucho líquido: agua, bebidas isotónicas y, por supuesto, mucha fruta.

shutterstock_264191096

Aunque sabemos que te lo mereces, no te atiborres de grasas saturadas, ya habrá tiempo de comerte esa suculenta hamburguesa con patatas que llevas esperando desde que empezaste con el entrenamiento. Si te apetece mucho tomar algún tipo de dulce puedes probar con un bizcocho casero de chocolate negro, que te saciará pero no te hará daño ni afectará negativamente a tu recuperación (siempre y cuando no te comas el bizcocho enterito de una vez).

En resumidas cuentas, descansar te ayudará a evitar un sobre entrenamiento y sus posteriores lesiones que si te harán tener un reposo mucho más duradero que el que conlleva la recuperación normal.

¡ A disfrutar de un descanso, que lo mereces!

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional