¿Cómo estructurar nuestra rutina de entrenamiento en la playa?

13 julio, 2015 at 7:02 am
running_playa

En una anterior entrada de este blog titulada “Recomendaciones para la práctica de running sobre arena”, publicada el pasado 18 de mayo, desde Liverpool Deportes os ofrecíamos una serie de consejos para el desarrollo de vuestras rutinas de entrenamiento en la playa de la forma más óptima posible.

Pues bien, hoy nos vamos a centrar de forma específica en los pasos necesarios para la estructuración de nuestro entrenamiento sobre esta superficie, con objeto de resolver las posibles dudas que os hayan podido surgir al respecto.

En primer lugar, es preciso recordar que la práctica del running al borde del mar es una posibilidad muy recomendable, ya que mejora la fortaleza de nuestro tren inferior, suponiendo además un gasto energético superior al que tendría lugar sobre asfalto u otras superficies más compactas, si bien todo ello dependerá en gran medida del tiempo y la intensidad con la que realicemos nuestro entrenamiento, y siempre evitando sobreesfuerzos innecesarios y peligrosos.

En este sentido, a la hora de correr sobre arena deberemos avanzar en la intensidad de las sesiones de forma progresiva, conforme nuestro organismo se vaya adaptando a las características diferenciales de esta superficie, y alternando, en caso de que lo consideremos necesario, con aquellas superficies a las que estemos más habituados.

Otro aspecto a tener en cuenta consiste en que, si bien la frecuencia de las sesiones puede ser similar a la que realicemos habitualmente, la duración de las mismas deberá ser forzosamente inferior, ya que la resistencia del terreno supondrá una mayor sensación de cansancio.

Además, las personas expertas consultadas en este sentido reiteran la importancia de que a lo largo de la propia rutina de entrenamiento se lleven a cabo elementos alternativos a la carrera continua, desarrollando métodos de intensidad variable como es el fraccionamiento del mismo a través de series que se alternarán con descansos, en los que andar para recuperar o incluso parar si lo consideramos preciso.

Por último, es bueno reiterar que evites correr en la orilla del mar, sobre todo si esta presenta un desnivel apreciable, y que, al menos al principio de tus entrenamientos, utilices calzado, ya que la arena es abrasiva y podría causarte rozaduras en los pies.

Solo nos queda invitarte a que disfrutes del verano y no olvides visitar nuestros establecimientos comerciales para equiparte con las mejores marcas del mercado, aprovechando nuestras rebajas, que se prolongarán hasta el próximo miércoles 26 de agosto.

correr-playa

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional