Claves para conseguir una buena forma física

30 septiembre, 2015 at 5:30 am
ponerse_en_forma_destacada

Es bastante habitual que a lo largo del año nos planteemos en numerosas ocasiones la necesidad de adoptar unos hábitos de vida saludables y, específicamente, realizar algún tipo de actividad física beneficiosa para nuestro organismo.

No obstante, una vez que superamos esta desazón inicial, casi siempre motivada por un impulso espontáneo, como el cansancio al subir unas escaleras, transportar la compra desde el supermercado, jugar con nuestros hijos o la consabida ‘operación bikini’, solemos encontrarnos con el problema de no saber por donde empezar.

Por ello, desde este blog, queremos compartir contigo una serie de nociones básicas de gran utilidad para adquirir unos hábitos de vida saludables y, de forma análoga, conseguir fácilmente la disciplina necesaria para su mantenimiento a largo plazo:

  • Encuentra una motivación para cambiar de hábitos; si, como hemos comentado anteriormente, el detonante de nuestro interés por ponernos en forma proviene de un hecho puntual, existe una mayor probabilidad de que acabemos desistiendo al cabo de un tiempo. El único secreto para el éxito en este sentido consistirá en que realmente tomemos conciencia del impacto positivo de la actividad física regular en todas las facetas de nuestra vida, no sólo a nivel estético sino en otros aspectos como la reducción del estrés o la mejora del sueño.
  • Olvídate de dietas milagro y enfoca tus esfuerzos hacia lo realmente importante; nos encontramos en una época en la que existe una clara sobreinformación en lo que a dietas y consejos nutricionales se refiere, que pueden llegar a saturarnos. Las bases para ponernos en forma no son otras que la alimentación (priorizando la ingesta de alimentos naturales y evitando, en la medida de lo posible, el alcohol, el tabaco y los alimentos procesados) y el ejercicio (al menos tres veces por semana y manteniendo una progresión constante).
  • Ponerse en forma es cosa de todos; la adquisición de hábitos de vida saludables será mucho más complicada si no contamos con la colaboración del resto de integrantes de nuestra familia, en cuanto a los alimentos disponibles en la nevera o el respeto hacia tus rutinas de entrenamiento.
  • Materializa tu motivación en objetivos o metas palpables a corto plazo; una vez que decidamos comenzar una actividad física, nuestra motivación inicial tenderá a diluirse. Por ello, es muy aconsejable que nos fijemos objetivos a cumplir semanal o mensualmente, ya que actuarán como retos personales, mantendrán nuestra motivación y servirán para medir nuestro progreso día tras día.

ponerse_en_forma_interior

, , , , , , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional