Carreras imprescindibles antes de morir

1 julio, 2016 at 10:19 am
shutterstock_336025202

Cada día aparecen nuevas competiciones y cada vez son más alucinantes. Todo corredor debería conocerlas y si es posible, participar en ellas.

Carreras de obstáculos, de distancias imposibles, temáticas… Sean cuales sean tus aficiones (a parte del running por supuesto) seguro que alguna de estas carreras no va a pasar desapercibida a tu atención:

  • Maratón de Nueva York. Vamos, se sincero, ¿no has soñado nunca con esta maratón? Es una de las más importantes y multitudinarias del mundo. Las plazas se adjudican entre más de 120.000 inscripciones. Música en directo, causas solidarias… y no olvides lo más importante, Nueva York. Tus vacaciones a tierras americanas podrían coincidir con la fecha de la maratón, como si fuera solo por casualidad…
  • Maratón de la Gran Muralla China. No apta para rodillas resentidas. 5.164 escalones, ¿necesitas más datos? Suena muy duro, pero el recorrido merece la pena, aunque sea una vez en la vida y las agujetas te duren un mes.
  • Great Santa Dash. Se realiza en varias partes del mundo y aunque son solo 5 km, correr entre miles de Papá Noel tiene que ser inolvidable. Se realiza en distintas ciudades y además de divertida es por una buena causa, puesto que el dinero va a parar a fundaciones benéficas.
  • Media Maratón de Angkor Wat. Poco más de 21 km en Camboya. Angkor Wat es una de los sitios más bonitos del mundo. Es un templo religioso con un valor arquitectónico incalculable por el que tendrás la fortuna de pasar.
  • Empire State Building Run-Up. Sí, es exactamente lo que da a entender el título. Es una carrera en vertical en la que tendrás que subir corriendo los 1.576 escalones del majestuoso Empire State. Suponemos que después te dejarán bajar en ascensor.
  • Maratón de Walt Disney World. Si eres uno de los miles de apasionados de Disney, ¿no te gustaría ganar una medalla con las adorables orejas de Mickey? El recorrido es por el interior del parque Disney World de Orlando y no le falta detalle: por supuesto personajes Disney, fuegos artificiales, música en directo… Todo lo que un runner con un niño dentro podría soñar.

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional