Alto, ¡prohibido correr!

15 noviembre, 2017 at 11:24 am

Para nosotros salir a correr, o ver a gente practicando este deporte, es algo tan habitual que parece increíble que en algún lugar esté prohibido hacerlo, pero de hecho ese lugar existe.

Se trata de la República de Burundi, una nación soberana que se encuentra en la región de los grandes lagos de África Oriental. Aquí, hubo una época en la que las callas se llenaban de personas que salían a protestar contra el dictador Pierre Nkurunziza. Así que este decidió tomar cartas en el asunto, y en marzo de 2014 prohibió correr por las calles del país para evitar que opositores pudieran manifestarse contra el poder mientras participaban en alguna carrera o simplemente entrenaban. Además, metió en prisión a miembros del Movimiento Solidaridad y Democracia porque promovía maratones con la finalidad de reunir a posibles simpatizantes.

No es que no puedas correr en la República de Burundi, pero si quieres hacerlo no es tan sencillo como ponerte unas zapatillas y salir a la calle, tienes que cumplir una serie de requisitos. En primer lugar tienes que ser integrante de un club de running y registrarte en el país. Una vez hayas hecho esto tendrás que elegir uno de los nueve lugares en los que está permitido practicarlo, y aún así la policía está en pleno derecho de hacerte un pequeño interrogatorio. Así que muchas ganas tienes que tener de querer llevar a cabo este deporte.

Pero atento que aunque no tan radical no nos pilla tan de lejos. Hace dos años, en nuestro país, estuvimos a punto de presenciar una serie de limitaciones a la hora de correr por la calle, solo que a última hora no llegó a aprobarse. En la ciudad de Granada por ejemplo, se prohibiría juntarse a grandes grupos para entrenar en el Parque García Lorca, con el fin de respetar al resto de visitantes del parque.

Sin embargo, existen ciertas limitaciones. No pueden llevarse a cabo competiciones deportivas masivas y espontáneas si no han sido previamente autorizadas. En cotos de caza existen determinadas épocas del año en las que tampoco se puede correr por allí, y en los parques nacionales y áreas protegidas puedes hacer unos kilómetros siempre y cuando respetes el medio.

Además, en Pamplona está legalmente establecida la prohibición de correr en los encierros de San Fermín en chanclas, tacones, sandalias y zuecos como medida de seguridad.

Curioso, ¿verdad?

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional