Adictos al spinning

23 octubre, 2015 at 6:05 am
shutterstock_215884117

No hay gimnasio que no ofrezca clases de spinning. Da igual la clase de socio al que esté orientado, desde jóvenes a mujeres de mediana edad o gente más mayor, todos encajan en este deporte y año a año se multiplican sus aficionados y las opciones a entrenar en las clases. ¿Pero por qué triunfa este deporte?

En las clases de spinning se pasa bien y todos los que se acercan acaban por repetir: hay música alta que motiva, se puede ir acompañado y tras acabar se tiene una agradable sensación de haber gastado adrenalina. La música se va cambiando cada mes para que esté a la moda y los monitores son especialistas en motivar a la gente y ayudarles a que se esfuercen.

Además, la bicicleta es un deporte poco agresivo para los músculos y casi cualquier puede practicar en estas bicicletas, aunque decida no levantarse en los momentos de más fuerza.

Lo normal es que quien pruebe acabe por aficionarse y se sorprenda un día yendo al gimnasio con toda la vestimenta de ciclista en la mochila: culote, maillot y el bidón de agua. Aunque se vaya a estar anclado al suelo, la bicicleta es más cómoda de ese modo y todos los que asisten a un gimnasio acaban por profesionalizarse en su medida.

Las clases de spinning han acabado por ser temáticas y se puede orientar el entrenamiento que desea cada uno. Se puede hacer sesiones de fuerza o de adelgazamiento, depende del objetivo que tenga cada uno. Con realizar dos o tres entrenamientos semanales puede valer para el objetivo de estar en forma.

Además, es un deporte que no es excluyente hacia los otros y que se puede combinar con las pesas, el senderismo, pilates o cualquiera que sea la opción que practique el deportista. No faltan motivos para entender su éxito.

shutterstock_215884117

, ,

Deja tu comentario

Rquerido

requerido

optional